17.7.13

Visitamos la experiencia jurásica de Faunia (...y vivimos para contarlo)


Continuando con las recomendaciones de exposiciones dinosaurianas que visitar este verano, hoy vamos a hacer una reseña del nuevo pasaje temporal en el Parque Faunia (Madrid): "El Cañón de los Dinosaurios", al que se puede acceder hasta el día 30 de Septiembre, con especial mención a su visita nocturna durante Julio y Agosto en lo que se ha llamado "Noches con Dinosaurios".

Si los más frikis con los dinosaurios pusieron pegas a los de Spielberg... lo lamentamos mucho amiguito, has venido al barrio equivocado

Nos gustaría halagar cada nueva iniciativa de este tipo ya que no abundan las exposiciones de dinosaurios para el público general, pero en este caso no todo son elogios, y más conociendo los antecedentes con los que se anunciaban en Marzo. Durante todo el recorrido fluctuaremos entre los aciertos y los fallos de la exposición de Faunia. Y empezando por lo malo, cabe destacar algunas reconstrucciones robotizadas que adolecen de ciertos errores. Y es que por desgracia, nada más entrar al recorrido te topas con varias de esas malas reconstrucciones, con un Deinonychus poco logrado, y una réplica algo pintoresca del esqueleto de Tyrannosaurus.

Por lo menos no lo han montado erguido...

A continuación nos encontramos con un cartel asociado a un arenero que dejará a arqueólogos y paleontólogos patidifusos por igual. Y es que hay que prestar un poco de atención para no empezar a liar a los chavales desde edad temprana. Porque del estudio de los dinosaurios, especialmente los no avianos, se encargan los paleontólogos. Las tareas de arqueólogos y zooarqueólogos tratan sobre bastantes decenas de millones de años más recientes.

No sabemos qué opinarán los arqueólogos Paul Sereno o Francisco Ortega sobre la corrección de este cartel y sus apariciones en las respectivas fotografías de excavaciones.

Es curioso que el plato fuerte de la exposición sean las reconstrucciones a tamaño real pero, en su mayor parte los terópodos, no son muy reseñables. Por otro lado, los carteles, salvo por el arqueolapsus, son correctos y presentan información actualizada a la vez que se mantienen concisos y sencillos hasta para los más jóvenes.

Los carteles suelen ser a veces la parte floja de cualquier exposición, haciendo explicaciones complicadas, poco atractivas a leerlas, o muchas veces incorrectas. En este caso son todo virtudes en casi todos los paneles

No podemos olvidar que están representados (y bastante bien por cierto) algunos amigos de Cuenca escondidos entre la vegetación del recorrido, casi como todos los ornitisquios de la exposición.

Desde las Hoyas a Madrid para todos ustedes, Pelecanimimus

Esperemos que esto no sea una crítica demasiado dura, pero hay que reconocer que últimamente no han pasado muchas exposiciones buenas de dinosaurios robotizados por la capital. Más bien lo contrario, ya que en algunos casos parecen exposiciones de monstruos de feria. En segundo lugar, se reconoce el esfuerzo de Faunia frente a lo visto por Madrid últimamente, pero también queda la añoranza entre los que vimos el, hasta hace pocos años, pabellón permanente de dinosaurios de Faunia, donde se exhibían reconstrucciones buenas y correctas tanto de esqueletos como de organismos vivientes. Por tanto, no queda en buena posición una exposición mejorable en algunas áreas cuando compite con algo este parque ha demostrado en el pasado hacer bastante bien. 


No obstante, sigue siendo muy recomendable la visita al parque, ya que esta exposición es un plus. Y cabe recordar que al menos Faunia sigue siendo Faunia, y que hay bastantes dinosaurios bien representados por todo el parque, aunque no estén todos concentrados en el "Cañón de los Dinosaurios":

Perdone, ¿tendría un momento para las palabras de un terópodo aviano?