31.10.16

Algorachelus, la primera tortuga africana que migró a Europa


Una nueva tortuga que habitó en Europa ha sido recientemente publicada. Se trata de Algorachelus peregrinus, es decir, la tortuga viajera que habitó en la localidad española de Algora, en Guadalajara. Algorachelus no se trata de una tortuga cualquiera, sino que, como su nombre específico indica, nos aporta las claves necesarias para poder relatar cómo se produjo una exitosa migración que ocurrió hace unos 95 millones de años, y que tendría drásticas consecuencias.


Las tortugas que forman parte de la diversidad actual se clasifican en dos grupos, separados desde el Jurásico: Pleurodira y Cryptodira. Cryptodira agrupa a la mayoría de las tortugas que generalmente recreamos en nuestra mente al pensar en estos reptiles: todas las tortugas puramente terrestres, todas las tortugas marinas actuales, y la mayoría de los “galápagos”, es decir, de las formas que habitan en medios de agua dulce. Sin embargo, y aunque en la actualidad están restringidas a formas de agua dulce exclusivas de regiones intertropicales, las pleurodiras fueron muy abundantes y diversas en el pasado, siendo las reinas de los ríos y ambientes costeros de, por ejemplo, el final de la “era de los dinosauros” en Europa.


La distribución de las masas continentales ha variado notablemente a lo largo del tiempo. Europa formaba parte de Laurasia (la gran masa continental del norte), estando claramente aislada de Gondwana (al sur, agrupando, entre otras regiones, a África y Sudamérica). Este aislamiento geográfico permitió el desarrollo de linajes de animales independientes en ambas masas continentales. El origen de Pleurodira es godwánico. La nueva tortuga Algorachelus permite reconocer que las tortugas pleurodiras migraron a Laurasia, y concretamente a Europa, mucho antes de los hasta ahora considerado. A esta migración contribuyó la adaptación de algunas formas desde medios puramente dulceacuícolas a ambientes marinos costeros, por los que se fueron desplazando hasta alcanzar Europa, donde se establecieron y se hicieron muy abundantes hasta el final del Mesozoico. La identificación de tanto un cráneo como numerosos fósiles, incluyendo varios caparazones, permiten identificar a la nueva Algorachelus como una de las pleurodiras mejor representadas del registro mesozoico europeo.

-----
Más información:
  • Imágenes (de arriba abajo): Excavación del caparazón designado como holotipo de Algorachelus peregrinus. / Holotipo de Algorachelus peregrinus y otros caparazones parciales que forman parte de su serie tipo. / Cráneo de Algorachelus peregrinus.
  • Referencia: Pérez-García, A. 2016. A new turtle taxon (Podocnemidoidea, Bothremydidae) reveals the oldest known dispersal event of the crown Pleurodira from Gondwana to Laurasia. Journal of Systematic Palaeontology. http://dx.doi.org/10.1080/14772019.2016.1228549