6.9.12

Murieron con las botas puestas


Una vez finalizada en casi su totalidad la campaña veraniega y volver los que pueden a sus respectivas labores, parece que nos olvidamos de la premisa prevacacional: cuidar nuestro estómago de malos hábitos. Pues hasta en eso vienen al dedo las publicaciones científicas sobre la vida de los dinosaurios. En un trabajo publicado hace unos días en la revista PLoS ONE se nos presenta como Sinocalliopteryx gigas, un terópodo que habitó las tierras de la actual China durante el Cretácico, fosilizó con las botas puestas o mejor dicho en actitud de “ande yo jarto...”. Pues sí en este artículo se analiza el contenido estomacal de dos ejemplares de este compsognátido chino en el que se han hallado restos de alguna de sus últimas cenas: una pata del dromeosaurido Sinornithosaurus (en uno de ellos) y al menos dos ejemplares de Confuciusornis sanctus (en el otro).

Ya lo sufrió George Custer, y ahora Sinocalliopteryx gigas: "Murieron con las botas puestas".

--Imagen tomada de LiveScience (Autor: Cheung Chungtat).

--Referencia: Lida Xing, Phil R. Bell, W. Scott Persons IV, Shuan Ji, Tetsuto Miyashita, Michael E. Burns, Qiang Ji & Philip J. Currie (2012): Abdominal Contents from Two Large Early Cretaceous Compsognathids (Dinosauria: Theropoda) Demonstrate Feeding on Confuciusornithids and Dromaeosaurids. PLoS ONE 7(8): e44012. DOI: 10.1371/journal.pone.0044012.